Romeo, Julieta y la Buena Inteligencia de Negocio

Actualizado: hace 6 días


Hablar de Inteligencia de Negocio es, en gran medida, hablar de Análisis de Datos.


Y en el análisis de datos, hay tres elementos que destacan respecto a todos los demás: la correcta concepción del problema, la compresión de la narrativa de los datos y su presentación.


No es de extrañar que el primero de estos elementos sea esencial para poder ofrecer una correcta solución. Bien es cierto que es necesario tener experiencia y ser creativo a la hora de encontrar caminos y soluciones, pero éstas serán irrelevantes si el problema no está bien concebido.


Segundo, los datos cuentan historias y hay que saber escucharlas. A veces nos obcecamos en querer contar una historia que simplemente no está ahí. Ya en la vida real, nos aplicamos a nosotros mismos mecanismos de autoengaño (sesgo de confirmación) para hacer que nuestras experiencias (los datos) cobren sentido. Pero, sin ninguna duda, no es autoengaño lo que va a aumentar los beneficios de una empresa. Si se aplican exhaustivamente los métodos científicos en la toma de decisiones, los resultados de estas decisiones serán predecibles y cuantificables dentro del margen de error asociado al proceso y a la incertidumbre de los datos en que se basan.


Por último, la presentación adecuada e intuitiva del proceso es esencial en el análisis de datos. Para ilustrar este punto, siempre recurro al material didáctico de un curso en el que participé durante mi estancia en el CERN. El curso se llamaba The Art of Presenting Science y lo impartían gente de teatro: un guionista y una actriz. El guionista utilizó la estructura de Romeo y Julieta como ejemplo a seguir a la hora de narrar la historia o historias que cuentan los datos. La analogía es que, al igual que en el género dramático, en un análisis de datos existen distintos capítulos y los protagonistas deben superar obstáculos para al final acabar reunidos. Sin embargo, la tumba no es una opción. La actriz nos enseñó cómo resaltar las distintas etapas para presentar los resultados en cualquier formato, ya que cada conclusión tiene su impacto.


Estos tres elementos, la correcta concepción del problema, la compresión de la narrativa de los datos y su presentación, conforman el núcleo del Análisis de Datos. Por lo tanto, si se ejecutan bien en Inteligencia de Negocio, darán lugar a toma de decisiones informadas y con bajo sesgo de confirmación.


32 vistas
 

DaTicks

©2020 por DaTicks